Dental

En los últimos años se ha observado una creciente tendencia del uso en el sector dental de la tecnología 3D, tanto el escaneado como la impresión, para una gran variedad de usos. Desde el diagnóstico hasta la planificación de tratamientos o la fabricación de prótesis, las tecnologías tridimensionales se han convertido en las mejores aliadas de los laboratorios dentales más avanzados, permitiendo trabajar con una gran exactitud y procedimientos replicables.

Gracias al escaneado 3D se pueden crear dentaduras postizas de excelente calidad que apenas muestran diferencias respecto a las piezas originales, fabricadas posteriormente en materiales cerámicos de alta calidad. Por otro lado los laboratorios pueden escanear las impresiones dentales para crear un modelo digital en 3D con una precisión total, que se puede exportar fácilmente a un software CAD para un procesado posterior o diseño de implantes dentales, modelados de la mandíbula superior o inferior, incrustaciones dentales, puentes, coronas, modelos de la encía, etc.