Juguetería

La industria del juguete ha entrado en una nueva etapa gracias al diseño conceptual en 3D y la personalización del producto, ofreciendo la posibilidad al usuario de configurar al detalle cómo quiere que sea su juguete antes de fabricarse. Ahora que es posible crear de la nada mediante software nuevas figuras en las que el límite es la imaginación, tiene un especial valor tener objetos únicos en los que niños y niñas puedan verse reflejados. Incluso los pequeños pueden dibujar en un papel sus propias creaciones, que luego se pueden transformar en figuras físicas reales, mediante escaneado, edición posterior con software e impresión 3D.

Los usuarios pueden crear también réplicas digitales de los juguetes y muñecos más apreciados en casa, o incluso copias de seguridad digitales de fichas o piezas de juegos de mesa, que luego se podrán volver a crear mediante impresión 3D, y las empresas pueden ofrecer servicios de impresión bajo demanda de todo tipo de repuestos de este tipo, en lugar de tener que fabricarlos de antemano.

Aplicaciones